explora la colección-
por artista
por lugar

busca en la colección-
búsqueda simple
búsqueda avanzada

obras afines-
de este lugar


 
 

Campo de Mauthausen

HistoriaObras

El campo de concentración de Mauthausen fue abierto poco después de la Anschluss (anexión) de Austria. Estaba situado próximo a una cantera abandonada, a unos cinco kilómetros de la pequeña ciudad de Mauthausen, en Alta Austria. Los primeros prisioneros fueron llevados al campo el 8 de agosto de 1938 y obligados a trabajar en la construcción del campo y en la extracción de piedra de la cantera.

Durante el primer año, la mayoría de los internos de Mauthausen eran criminales, pero luego llegaron prisioneros políticos entre los que se contaban judíos, checos, rusos, yugoslavos. También había prisioneros provenientes de Holanda, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Grecia.

El flujo de prisioneros de diversas nacionalidades continuó hasta 1944. Muchos eran ejecutados por la Gestapo a medida que llegaban. A partir de mayo de 1944 arribaron grandes contingentes de judíos que habían pasado por la Selektia (el método nazi de separar a los débiles de los fuertes) en Auschwitz. El 25 de enero de 1945 llegó a Mauthausen el primer grupo evacuado de Auschwitz - 120.000 de ellos morirían allí.

Con el estallido de la guerra, el carácter de Mauthausen cambió drásticamente. Aumentó enormemente el número de internos y el campo se convirtió en un centro de detención y eliminación de "elementos políticos indeseables" del Reich y "elementos" de resistencia de los países ocupados. A medida que crecía el número de prisioneros, se deterioraban las condiciones de vida en el campo: la actitud de los guardias se hizo más difícil y sus castigos más severos; disminuyeron las raciones, hubo menos higiene. Se produjeron brotes de tifus y disentería, lo que llevó a un marcado aumento de la tasa de mortalidad.

Frente a los portones del campo había un terreno abierto donde todas las mañanas y todas las tardes los nazis pasaban lista. Allí también se llevaban a cabo las ejecuciones, frente a todos los internos. Al otro lado había tres edificios de ladrillos. En dos de ellos estaban los servicios del campo, tales como cocina, lavadero y duchas. El tercero contenía la prisión del campo (el búnker) y la cámara de gas, encubierta en forma de duchas. Debajo del búnker estaba el crematorio y también había una celda donde se mataba a los prisioneros.

Los internos judíos recibían un tratamiento peor que los otros prisioneros. Los obligaban a cavar túneles para las fábricas de armas, y pronto quedaban exhaustos y moribundos.

A medida que avanzaban los aliados, en marzo y abril de 1945, muchos de los campos eran evacuados y los internos obligados a marchar hacia Mauthausen. Miles de ellos murieron en el camino. En Mauthausen alojaron a los recién llegados apiñados en tiendas armadas sobre un suelo barroso. Como no había sanitarios y las raciones de comida eran mínimas, pronto se produjeron brotes de tifus y disentería que causaron muchas muertes.

El 4 de mayo, los oficiales de la SS comenzaron a abandonar Mauthausen. Al día siguiente dos divisiones armadas del ejército americano entraron al campo. Los internos abrieron los portones y el campo fue liberado.

Yehuda Bacon era un joven en esa época. Pasó por varios campos antes de llegar al de Mauthausen, donde realizó un número de dibujos que representaban la vida en ese lugar.


(Dra. Pnina Rosenberg)